La Publicidad (1921)

Desde que existen productos que comercializar ha existido la necesidad de comunicar su existencia, la forma más común de publicidad era la expresión oral.
La publicidad tiene dos objetivos, de acuerdo con las preferencias del anunciante, sus objetivos o las demandas del mercado:
Primero, la publicidad informa al consumidor sobre los beneficios de un determinado producto o servicio, resaltando las diferencias sobre otras marcas.
En segundo lugar, la publicidad busca inclinar por medios psicológicos la balanza motivacional del sujeto hacia el producto anunciado, de manera que crezca la probabilidad de que el consumidor adquiera el objeto o servicio gracias al anuncio.

Todo anuncio debe de hacer una proposición concreta al consumidor en la que se distinga de la competencia.
Debe de ser tan atractiva que influya sobre la totalidad del mercado meta del producto.
Se debe asociar un símbolo para crear una imagen de la marca.

La estrategia creativa es lo que se quiere decir a la audiencia, con un vocabulario adecuado, redacción de texto que son objetivos que se relacionan con los gustos, valores, intereses y expectativas que lleguen a la audiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *